. . Mantener la cabeza fría en medio de la vorágine. | FOTOS SIN PORQUE