miércoles, 23 de mayo de 2018

Fotografía Urbana

Hombre trabajando

Cartonero tirando de su carro en la noche.

El pan de cada día con esfuerzo

Cuando el país anda a los tumbos, cuando la locura del dólar irrumpe en los hogares, en la tele, y los diarios, cuando los descontentos  surgen y los más exaltados cortan calles y rutas en protesta el cartonero sigue  trabajando.

No importa si las tarifas de luz y gas aumentan, no le preocupa otra cosas que lo más importante como alimentar a su familia.
No tiene tiempo para protestas, solo aprieta los labios toma su carro y sale a recorrer calles buscando los que otros descartan y escarba en la basura sin más protección que la ayuda divina .

Tampoco le importa el clima, es más lo desafía, sale igual con viento, frío, lluvia o extremo  calor.
No sabe de feriados o días no laborables, tampoco de obras sociales, vacaciones o jubilación.
Solo sabe una cosa: Que de él depende el sustento diario de toda su familia.
Y como último recurso debe apechugarla y hacer su trabajo, ése que seguramente no eligió pero es el único que puede hacer por las condiciones en las que se encuentra.

El cartonero como se le ha dado llamar es un  ser humano al que los sueños le han sido arrebatados por una sociedad que no los ha tenido en cuenta.



domingo, 20 de mayo de 2018

Fotografía Callejera.

RETRATO

B&W. Retrato de mujer en la calle.

Retrato de mirada




La fotografía callejera es aquella que tiene como fin retratar la calle, lo que pasa allí afuera, lo que se vive y quien los vive.

Dentro de esa vivencia adquiere un rol importante las gente que pasa , que está a la vista, y dentro de ese contexto nos muestra una realidad circunstancial, tal vez efímera, donde sus gestos y actitudes nos cuentan una historia donde prevalecen las emociones, muchas veces relacionadas con el carácter de las mismas.

Una particularidad en este tipo de fotografía callejera, al aire libre y espontánea es el retrato.
Por lo general se considera retrato a la fotografía de la figura humana principalmente individual, aunque por extensión se agrega la fotografía de más personas.

Esta espontaneidad se logra sin que el modelo o sujeto a retratar este consiente que es fotografiado. Todo nace así natural, si preparación alguna y a mi entender es lo que le da más valor a la toma.
Lo importante es que la foto muestre algo de la personalidad del sujeto fotografiado, un gesto, una emoción, o un momento especial que está viviendo en ese instante.(Twittea esto)

Para una fotografía así es muy difícil o casi imposible programar la cámara para tomar la foto cuando todo debe hacerse de improviso, a una rapidez tal que impida que ese momento se esfume y nos quedemos con las ganas de tomar es imagen.

En este retrato, realizado con mi compacta, utilicé en F/8 que no permite despegar al sujeto con el fondo y me obligó a recortar parte del lado derecho de la fotografía lo que achicó el aire para seguir la línea de la mirada.

De todas formas el  resultado obtenido no me parece tan malo.