. FOTOS SIN PORQUE FOTOS SIN PORQUE

miércoles, 21 de junio de 2017

Llegó el invierno. Bienvenido.

A pleno sol en Mar del PLata leyendo un libro.
La novela del verano


Por fin llegó el invierno con todo lo maravilloso que trae consigo.
La estación que nos modifica todo.
Los días se acortan por menos horas de luz y nos alarga las noches por el aumento de la oscuridad, las mañanas frías y mas frías las noches.

Nos regala gratuitamente todos los virus que existen para nuestro deleite, nuestro gozo de refríos, gripes, faringitis, bronquitis y neumonías.

A disfrutar desde el vamos porque solo dura tres meses, y sabemos que el tiempo pasa volando.

Como antídoto la imagen de hoy trata de llevarnos al impiadoso verano, con ese sol de casi todo el día, el agobiante calor y las vacaciones en la playa.

Nos habla de otro tiempo quizás con añoranza.
 




viernes, 16 de junio de 2017

Una casa de ensueño.

Frente de una casa de 3 plantas maravillosamente decorada
El buen gusto
Una imagen tomada en este otoño que nos muestra el frente de esta casa de tres plantas con una decoración exterior de tan buen gusto que impacta a primera vista.
Algo que nuestros ojos y nuestro espíritu agradecen regocijados. 

No me puedo imaginar la misma escena tomada en primavera con la enredadera en todo su esplendor y las flores que tan bien acompañan en su mayor colorido.

El color es lo primero que impacta. Las formas de sus ventanales con las persianas abiertas,la puerta de entrada y la del garage de un mismo color combinando con el resto realzan la primera impresión.


sábado, 10 de junio de 2017

El paisaje urbano de Buenos Aires

El Monumento al cartero frente al CCk y su entorno
Sr. Cartero.

El paisaje urbano es apasionante, me atrae y me entretiene en este mi hobby que es la fotografía.
Tal vez por el hecho que vivo en una gran ciudad como Buenos Aires es lo que me induce y condiciona a buscar y fotografiar esos espacios y esos momentos que pasamos en ellos.

Esta imagen la tomé cuando fui a conocer el Centro Cultural Kirchner (ex Correo Central) y frente a el la estatua del cartero.

Miré la escena y me pareció que debía fotografiar la estatua y su entorno, el cantero de rosas blancas al frente y por detrás la ciudad en pleno crecimiento con el sol y las nubes.
Este paisaje nos muestra a mi entender dos épocas. 
En la primera representada por el cartero en la que fue realmente un  protagonista esencial en las comunicaciones.

Te acordás aquellos tiempos, bueno no vos que sos muy pichón, pero hubo una época que el cartero era muy esperado y  recibido con alegría, te diría. Era el portador de la carta que tanto esperábamos.Ese sobre nos traía las novedades que solo de esa manera era posible obtener. 

En esos tiempos no existían los celulares y en unas contadas casa se  mostraba el aparato del teléfono, pero las comunicaciones eran dificultosas y conseguir una comunicación entre dos poblaciones distantes era una odisea que representaba una demora de muchas horas.

La carta era un medio donde se expresaba el romanticismo propio de esos tiempos, el amor era transportado en una misiva dentro de un sobre que aquel abnegado servidor público se encargaba de entregar a su destinatario.

El progreso fue cambiando los hábitos, los pensamientos, las maneras de vivir, lo fue transformando todo. Lo que era dejó de ser y cada cosa se renueva al ritmo de su avance.
Es así que me temo que también el romanticismo dejó de existir en la forma que era en ese entonces y tal vez hoy si existe se exprese de otra manera, no lo sé..

Volviendo a la imagen, la segunda época  es la que se vé detrás del monumento que es la de una ciudad en constante crecimiento y que debe gran parte de su empuje a los adelantos en el conocimiento que permitieron la fantástica transformación en la que esta inmersa no sóla la ciudad sino el mundo entero. 

miércoles, 7 de junio de 2017

Realidad o fantasía.

Un émulo de Aladín sostenido en el aire,dos turistas paseando.
La magia que faltaba
Sábado a la tarde, peatonal Florida, Ciudad de Buenos aires, Argentina, la imagen nos retrata como pocas.

El actor en primer término parece representar nuestro deseo de que algo mágico nos ayude a salir de las penurias que estamos sometidos.No importa si estas fueron provocadas hoy, ayer o desde siempre, lo importante es encontrar de una vez por todas un camino que no unifique y nos salve como país.

La foto nos muestra - sin querer o queriendo- el drama de la desigualdad imperante en la sociedad. En pleno centro de la capital, en la peatonal más famosa, conviven un indigente al fondo de la imagen seguramente sin hogar y viviendo en la calle y el paso de dos aparente turistas elegantemente vestidas que no lo registran y a los que atrae la ilusión del émulo de Aladín en el centro de la fotografía.

Tal vez el mago que levita en cierta forma nos esté haciendo ver que la magia es solo una ilusión óptica y la respuesta está en  mirar y ver los problemas como una oportunidad para hacer.
Necesitamos de la magia para hacer que los representantes del pueblo dejen sus miradas sectoriales y se unan en una sola mirada :El País como un todo.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...