Google

Mis fotos no reflejan lo que mis ojos ven, son el reflejo de lo que mi corazón siente.

c.f.miranda.

jueves, 11 de febrero de 2016

FOTOS.

Retrato de un muñeco

Retrato de un osito peluche con sombrero.

Sombrerito

A simple vista es solo un peluche. Un osito vestido simpáticamente con sombrero y un enterizo de vivos colores.Además dos botones y una cinta en el sombrero de furioso amarillo.
Es un juguete, un muñeco, un ser inanimado.¿Lo es realmente?
Para un adulto lo es, sin dudas. ¿Pero para un niño como es?
La cosa cambia cuando la visión parte de una criatura  y como tal es un ser muy imaginativo  y ve  la vida que nosotros no vemos.
El niño lo transforma en un compañero de juegos.
El juguete no es  un juguete, es un amigo de correrías , de travesuras y sobre todo una compañía que le hace bien.
Quizás por eso vale la pena su retrato.

miércoles, 3 de febrero de 2016

La gente el motor de la temporada.

Playa con gente en el agua y la Ciudad de Mar del Plata al fondo.

Gente, sol y mar.

Una foto típica de un verano en Mar del Plata. La gente muy tranquila  disfrutando de la playa y el mar.
El día espléndido,con un sol radiante, casi sin viento y una cálida temperatura propician este momento de relax y goce.
La gente es el principal protagonista del verano en la ciudad, es la que le da fuerza y vida a  la temporada.
Unos están el el mar, recibiendo el embate de las olas, suaves algunas veces y violentas en otras oportunidades, otros en la playa mojándose solo los pies con la marea que los baña. 
Los chicos de parabienes jugando en la mojada arena recolectando caracoles que arroja el mar a la  playa.
Hemos congelado la imagen en el tiempo haciéndola perdurable , no solo a nuestras retinas sino a las retinas de generaciones venideras, gracias a la magia de la fotografía. 

viernes, 29 de enero de 2016

Una bella flor roja

Una flor roja entre hojas verdes.
Buscando la libertad


La fotografía tiene el poder de congelar un momento de la vida, ya sea nuestra, la ajena o la de seres de la naturaleza como en ese caso: Una flor.


Este congelamiento implica a prima facie  un sujeto estático, inmóvil, quieto. Esta imagen  parece un sándwich  formado por la flor roja encerrada en sus extremos por verdes hojas, lo que junto al contraste de colores nos da un lindo efecto visual.

Esto no es todo,  la flor recorre todo el cuadro en diagonal, de arriba hacia abajo, y es ahí donde adquiere movimiento porque pareciera que está buscando salir del rectángulo  para volver a la naturaleza de donde pertenece.

Si fuera pretencioso diría que la flor adquiere vida . 
Esta flor pertenece a un arbusto que existe en alguna plaza de esta Capital federal y del cual no sé su nombre.
Si alguno de mis visitantes lo sabe le agradeceré que me lo haga saber.