FOTOS SIN PORQUE
Mostrando las entradas con la etiqueta Fotografía Blanco y Negro. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Fotografía Blanco y Negro. Mostrar todas las entradas

Fotografía Callejera.

RETRATO

B&W. Retrato de mujer en la calle.

Retrato de mirada




La fotografía callejera es aquella que tiene como fin retratar la calle, lo que pasa allí afuera, lo que se vive y quien los vive.

Dentro de esa vivencia adquiere un rol importante las gente que pasa , que está a la vista, y dentro de ese contexto nos muestra una realidad circunstancial, tal vez efímera, donde sus gestos y actitudes nos cuentan una historia donde prevalecen las emociones, muchas veces relacionadas con el carácter de las mismas.

Una particularidad en este tipo de fotografía callejera, al aire libre y espontánea es el retrato.
Por lo general se considera retrato a la fotografía de la figura humana principalmente individual, aunque por extensión se agrega la fotografía de más personas.

Esta espontaneidad se logra sin que el modelo o sujeto a retratar este consiente que es fotografiado. Todo nace así natural, si preparación alguna y a mi entender es lo que le da más valor a la toma.
Lo importante es que la foto muestre algo de la personalidad del sujeto fotografiado, un gesto, una emoción, o un momento especial que está viviendo en ese instante.(Twittea esto)

Para una fotografía así es muy difícil o casi imposible programar la cámara para tomar la foto cuando todo debe hacerse de improviso, a una rapidez tal que impida que ese momento se esfume y nos quedemos con las ganas de tomar es imagen.

En este retrato, realizado con mi compacta, utilicé en F/8 que no permite despegar al sujeto con el fondo y me obligó a recortar parte del lado derecho de la fotografía lo que achicó el aire para seguir la línea de la mirada.

De todas formas el  resultado obtenido no me parece tan malo.




Realidad o fantasía.

Un émulo de Aladín sostenido en el aire,dos turistas paseando.
La magia que faltaba
Sábado a la tarde, peatonal Florida, Ciudad de Buenos aires, Argentina, la imagen nos retrata como pocas.

El actor en primer término parece representar nuestro deseo de que algo mágico nos ayude a salir de las penurias que estamos sometidos.No importa si estas fueron provocadas hoy, ayer o desde siempre, lo importante es encontrar de una vez por todas un camino que no unifique y nos salve como país.

La foto nos muestra - sin querer o queriendo- el drama de la desigualdad imperante en la sociedad. En pleno centro de la capital, en la peatonal más famosa, conviven un indigente al fondo de la imagen seguramente sin hogar y viviendo en la calle y el paso de dos aparente turistas elegantemente vestidas que no lo registran y a los que atrae la ilusión del émulo de Aladín en el centro de la fotografía.

Tal vez el mago que levita en cierta forma nos esté haciendo ver que la magia es solo una ilusión óptica y la respuesta está en  mirar y ver los problemas como una oportunidad para hacer.
Necesitamos de la magia para hacer que los representantes del pueblo dejen sus miradas sectoriales y se unan en una sola mirada :El País como un todo.



La calle inspira

Foto callejera en Blanco y Negro.Mujer con gafas caminando.
Gafas.
La fotografía muestra lo que miramos cotidianamente pero no vemos. Lo que pasa frente a nuestros ojos y de lo que no tomamos en cuenta, no lo percibimos en su total dimensión.
Un instante en la vida que nos pasa y en la vorágine en la que estamos inmersos es casi imposible registrar.
Somos seres apurados dominados por esa urgencia y nos evadimos de todo el resto.
De vez en cuando esta bueno detenerse y plantearse si vale la pena tanto estrés acumulado y si realmente nuestras vidas, en medio de tanto ajetreo, son lo que realmente queremos que sean.

Los consejos son tomarse unos minutos al día para este planteo y realizar ejercicios de relajación para bajar nuestros decibeles. Pero eso solo no basta, hay que poner un freno, disminuir el paso, debemos  dividir el tiempo entre nuestro trabajo, nuestra familia y nosotros mismos.
Un tiempo para cada cosa y proporcional a nuestra percepción de su importancia.

Darle a cada uno  de esos instantes todo nuestro esfuerzo y  dedicación para lograr ese ansiado equilibrio que nos acercará a la felicidad.


Motivo: La gente.

B&N. Gente en una esquina conversando
Una pausa
La fotografía callejera se nutre de todo lo que pasa en la calle de la ciudad y un elemento esencial es el elemento humano.
En esta imagen dos chicas en primer plano, detrás se ve una hilera de mesas dispuestas en la vereda de una  pizzería, En ellas se puede observar tres grupos de personas en otras tantas meses conformado curiosamente por mujeres sólo un varón se ve al final de la hilera. Además vemos tres personas de pié charlando en forma animada un colectivo está detenido esperando el cambio de  luces en el semáforo.
Una escena dela vida real, cotidiana con algunos matices pero bastante común y que pasa desapercibida por aquel que la transita.
Esta foto nos transmite algo de paz, una sensación de que el tiempo se ha detenido y  los problemas han sido olvidados o postergados para otro momento.
MI INSTAGRAM
"@fotossinporque