. <H1>Fotos del Barrio</H1> | FOTOS SIN PORQUE

viernes, 7 de agosto de 2009

Fotos del Barrio


Puente Pacífico. Hoy


Desde aquel post del 10/05/2009 han pasado muchos coches bajo el puente.
En el alocado ir y venir del tránsito, ya sea humano o vehicular, todo sigue en apariencias igual.
Esta igualdad del panorama esta determinada por la locura de la velocidad con que se maneja la gente que no puede advertir la modificación del paisaje.
Aleluya, un cambio se ha producido. Miren el puente.


Vorágine que obnubila los sentidos y hace perder la noción del entorno.

Miles de colectivos llenos pasan bajo de él.
Los pasajeros, atraídos por la inercia del apuro del colectivero por llegar a horario, no miran el paisaje.
Miles de peatones lo cruzan diariamente y nadie en su raudo andar posa su mirada en él.


Nadie mira hacia arriba, siempre la mirada en el piso y al frente como usando una visera.

Es de locos vivir así, siempre acelerados, ansiosos y estresados.
Siempre el apuro por llegar.
Llegar al trabajo ó llegar a casa.

No hay tiempo para nada.
No lo hay para el descanso, el almuerzo ó la merienda.

Tampoco para esperar el próximo colectivo si este va lleno.
Sin embargo siempre tienes que "perderlo" en infinitas colas en las paradas del colectivo, en la estación del subte y al pagar cualquier servicio.
Colas y más colas. Siempre colas.
Parecemos canes con la cola a cuesta. ¿Quién no a soñado con ellas?

¿A que obedece esa ansiedad por hacer todo rápido siempre? ¿Porqué no se para y medita sobre esto?
Es hora de pensar que debemos pisar el freno de vez en cuando, hacer un paréntesis y refrescarnos con otra visión de la realidad.
Existe un mundo más allá del micromundo Casa-colectivo-Oficina-colectivo-Casa.
Esta obsesión-compulsión se extiende a pesar nuestro a los fines de semana, por lo que no se aprovecha como debiera ese tiempo.

Existen los afectos, que muchas veces dejamos de lado.

Existen cosa tan futiles en apariencias como ser el sol, el paisaje,los aromas de las plantas,el aire libre,la cortesía, el conversar con el otro,y muchas más que hemos dejado de lado por no decir perdido.
Es hora de retomarlas.

De lunes a a viernes el apuro domina las vidas haciendo desaparecer el tiempo y el espacio.
Los fines de semana llega la calma, la ciudad se adormece, bosteza y distiende.

La Ciudad sí... ¿pero nosotros?




Mi Instagram
Instagram


Web Analytics